VISIÓN

La visión con la cual fue desarrollado el Decreto N° 951/68 hace ya casi medio siglo (49), fue de formar a un profesional que realmente solucionará los problemas de salud del pie que ya en ese entonces eran de manifiesto, evidente y se vislumbraban con resultados catastróficos, hoy es el futuro de ayer, y solo hoy podemos dar fe de esa verdad, de la razón, el tino y la visión que desplegaron aquellos precursores de este magnífico Decreto. Como Escuela formadora, no podemos sino seguir con esta visión de aquellos hombres que intuían el aumento de las enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, hipertensión arterial entre muchas otras y que sería de suma importancia un profesional preparado científicamente con conocimientos en boga y las destrezas obvias para atender a estos pacientes. Enapod, ha basado en el Decreto Supremo N° 951/68 su malla curricular y ha tomado el precepto de formar al Podólogo en niveles óptimos, por tal motivo compartimos nuestra visión con los precursores de la única norma legal que reglamente la formación y brinda las directrices para ejercer la Profesión de Podólogo. La visión de los creadores del Decreto 951/68 y la nuestra para formar a un profesional especialista en la salud del pie, son sin duda coherentes y respetuosos de la población, es inconcebible como la falta de probidad del ente responsable de la salud de la población, genere las instancias para el menoscabo permanente de esta especialidad.